Historia de la Hosteria

¿Qué relación hay entre la Capilla histórica de Tanti y Hostería Los Manantiales (ex Hostería Pérez)?

 

Unidos por una historia familiar

En 1.830 Don Diego Bustos, era propietario de la Estancia de Tanticucho, donde vivía junto a su numerosa familia. La necesidad espiritual de la está junto a los del numeroso vecindario radicado en sus inmediaciones, hizo que éste pidiera licencia eclesiástica para edificar una capilla, a su cuenta. La autorización le fue otorgada el 9 de abril de 1840, comenzando allí la construcción. El 23 de marzo de 1848, La capilla fue bendecida, puesta bajo la advocación de Nuestra Señora del Rosario, tomándose esta fecha como fundación de Tanti, como comunidad organizada en torno de la iglesia.


Uno de sus hijos, Diego Bustos (hijo), luego de enviudar por segunda vez, contrae matrimonio con Cirila Barrera, y en 1.905 tiene a su hija María Ingracia Bustos (Maruca) y algunos años después a su segundo hijo David Bustos.  A temprana edad los niños quedan huérfanos de padre y madre, siendo criados por sus abuelos maternos.

 

Cuando María Ingracia Bustos (Maruca), alcanza la mayoría de edad se encontró frente a dos caminos, debía decir ir a Buenos Aires a trabajar para una familia conocida o casarse. Ambos caminos eran de total incertidumbre, más aun considerando que no estaba de novia, ni tenía candidato en vista. En esa circunstancia una familiar le acerca una fotografía de tres hermanos de la zona de La Candelaria, y le dice que elija uno para casarse. Así determinada a quedarse en Tanti y construir su propia familia en su lugar, elije a José Gregorio Pérez sin conocerlo personalmente.

 

Un vecino del lugar, había intervenido para que Diego Bustos dejara en herencia una pequeña fracción de terreno para su nieta huérfana, como puntapié desde donde iniciar su porvenir. Es allí donde luego de contraer matrimonio el 6 de octubre de 1928,  María Ingracia Bustos (Maruca) y José Gregorio Pérez (Goyo), comienza su emprendimiento turístico, nace Hostería Pérez (hoy Los Manantiales).  Con el pasar de los años la familia fue creciendo, llegaron los hijos Margarita, Víctor, Héctor, Alicia y Omar. La familia en pleno trabajo en la hostería al tiempo que estudiaban.

 

Con el pasar de los años los hijos fueron construyendo sus propias familias e historias y en 1976 Maruca y Gregorio venden la Hostería al matrimonio Benco, quienes cambian el nombre a Hostería Capricornio, luego estos venden a la familia Haye quienes le ponen el nombre de Hostería Los Manantiales, estos le venden a Vicente Zizzeta actual propietario del establecimiento quien en 2017 le alquila a Cristina López, abuela de Arturo y Victoria Pérez Sarmiento biznietos de Maruca y Gregorio….